☎ 91.152.03.76 - 654.536.854
✉ gabinetedelicias@yahoo.es
C/. Canarias, 38 - 4ºB
Madrid (Atocha - Arganzuela)

PSICOANÁLISIS





¿Qué es el psicoanálisis?


LA CULTURA
El bebé, tras nacer, atraviesa un proceso de renuncia pulsional y canalización de la agresividad, aprendiendo a relacionarse con el otro, renunciando a su narcisismo, fuente de malestar.

El acceso a la cultura se corresponde con la renuncia a la satisfacción que desprende al sujeto de su tendencia natural narcisista

Por el lenguaje se accede a lo simbólico, es decir, a la cultura, incorporádose a un orden nuevo, ajeno, que divide al sujeto a la vez que le permite constituirse como ser de lenguaje.

El lenguaje habita el sujeto y lo predetermina, antes de que pueda realizar cualquier actividad consciente en el marco de la vida social.

EL PSICOANÁLISIS
Es un método terapéutico que 
propone un acercamiento a los malestares de la persona, intentando rescatar la subjetividad, algo que va más allá de meras clasificaciones de síntomas, buscando el deseo que la sostiene.

El sujeto está precisamente allí donde en principio no están articuladas las cosas, en la falta, en la equivocación, en lo que no cuadra...

El síntoma implica una verdad en sí misma. Se trata de algo de que no funciona, de un enigma que alude a quién es el sujeto pero que está disfrazado por lo reprimido, pudiendo entenderse como la expresión simbólica de un conflicto, de un mensaje cifrado que el sujeto necesita descifrar (Freud).

En la socieda actual existe una modalidad novedosa del síntoma psíquico, cuya estructura no responde a la definición tradicional como metáfora, expresión simbólica del inconsciente, sino a una concentración de goce, consecuencia de un individualismo exacerbado que se apoya en el derecho a gozar.

La terapia psicoanalitica se basa en la transferencia que realiza el analizante en el psicoanalista, trabajando las formaciones del inconsciente (síntomas, sueños, lapsus y actos fallidos).



Las bases

EL APARATO PSÍQUICO (Freud)
El psiquismo implica una lucha entre fuerzas pulsionales antagónicas que ponen en juego, sobre todo, las relaciones entre consciente e inconsciente, basadas en la existencia de un conflicto (perspectiva dinámica).

La perspectiva tópica alude a una representación espacial del funcionamiento del aparato psíquico, bien entre inconsciente, consciente y preconsciente, o entre el ello, el yo y superyó.

Desde la perspectiva económica, el objetivo del aparato psíquico es conseguir un cierto equilibrio entre las excitaciones internas y externas, con un nivel de energía lo más bajo posible.

LA REPRESIÓN

Existe una represión primaria, consecuencia del desencuentro entre la naturaleza y cultura, que aliena al sujeto en el lenguaje, generando malestar al reprimir los instintos.

La represión primaria es un rasgo estructural consecuencia de la alienación en el lenguaje y de la inscripción en la cadena significante.


En el psiquismo existen impulsos que entran en conflicto con la moral, siendo  reprimidos, no accediendo a la conciencia. De ello se encarga la represión secundaria.

En ciertos casos, el proceso de represión fracasa y no puede impedir el retorno de lo reprimido dando origen al síntoma que es una formación de compromiso que conlleva la satisfacción del deseo reprimido, si bien no en forma directa.

La represión secundaria, asociada a la represión primaria, se ejerce sobre las pulsiones, ligadas a los orificios del cuerpo, que actúan como fuerza de atracción. A partir de ahí, el cuerpo ya no se limita a lo fisiológico, abriéndose al mundo a través de sus orificios, convirtiéndolos en “lugares simbólicos de intercambio con el Otro.

La represión secundaria está estructurada como una metáfora, donde en el retorno de lo reprimido el significante vuelve siempre disfrazado.



Claves principales

EL GOCE (Lacan)
El superyó empuja de forma imperativa a un goce oscuro: ¡¡¡ goza !!!, ¡¡¡consume!!!;  que se traduce en la desintegración del sujeto y la acentuación de enfermedades o malestares narcisistas, problablemente derivadas del decaimiento actual de la función paterna.

En la desaparición del sujeto como responsable de sus actos surje la depresión, los problemas alimenticios, la ansiedad, actings out, adicciones, manifestaciones psicosomáticas...

Pareciera que todos los sujetos estuvieran en un sitio bordelaine, estado ímite entre la cordura y la locura; pero en el borde, a pesar de todo, está el sujeto, pendiente de rescartar su subjetividad.

LA FUNCIÓN PATERNA
La función paterna es altamente ordenadora y  tradicionalmente ha tenido un efecto estructurante en el pasaje del sujeto de la naturaleza a la cultura.

La función paterna es realizada por un tercero, no necesariamente el padre, siendo  un significante que opera a nivel simbólico, planteando límites y actuando sobre la unidad que hijo y madre formaban inicialmente.

Algo que concierne tanto al niño/a como a la madre, implicando la simbolización de la ley como forma de establecerse como sujeto y ser de deseo.

El niño vive la mediación paterna como una intrusión, constituyendo una prohibición y una fuente de frustración, al  tener que renunciar a ser el objeto del deseo materno.

La suscripción de la ley paterna por parte de la madre atribuye al padre un lugar simbólico respecto al hijo, a partir del cual podrá elaborar su Metáfora Paterna, estableciéndose como sujeto y no como objeto del deseo del Otro.

En la actualidad, el decaimiento de la función paterna, con una referencia e influencia sobresaliente de la madre, lleva al niño a perserverar en el fin autoerótico y al cese de la búsqueda en el Otro, dificultando su inscripción en lo simbolico.
 

     


Corrientes y orientaciones



Psicoanálisis clásico
Sigmund Freud

Freud, padre del psicoanálisis, desarrolló la llamada «cura del habla» como forma de tratar los síntomas histéricos y neuróticos a través de un monólogo sin censura con el analista.

El analista se sitúa fuera de la vista del analizante, escuchándolo y respetando las reglas de neutralidad y abstinencia, es decir, evitando juicios morales o de valor y no entregándole satisfacciones sustitutas.

Se trataba de hacer conscientes determinados recuerdos dolorosos, humillantes o intolerables para el sujeto, reprimidos en el inconsciente; entendiendo que al traerlos a la conciencia, su papel patógeno disminuiría.

Tras descubrir que no basta simplemente con hacer consciente lo inconsciente, introdujo el concepto de "reelaboración", así como el de pulsión de muerte, de forma que l
a inercia del síntoma en la cura analítica se explicaría  a través de la compulsión de repetición movilizada por la pulsión de muerte.




Psicología del Yo

Anna Freud


Desde la Psicología del Yo se apuesta por la capacidad de adaptación del individuo, fomentando y valorando su competencia en la toma de decisiones.

Para ello, se enfatiza el Yo y las relaciones interpersonales, profundizando en los diferentes mecanismos de defensa que empleamos, focalizando menos en los instintos y más en la lucha psicológica ante hechos dolorosos.

En la práctica se diferencia del psicoanálisis freudiano en una mayor directividad e implicación por parte del profesional, siendo un enfoque más cercano a lo real y lo social.

A. Freud creó las bases de la Psicología Infantil, proponiendo que el terapeuta debe situarse en un lugar entre la figura del padre y del amigo.

Según ella, los niños expresan sus problemas de forma más inmediata y menos simbólica que los adultos, debiendo prestar mucha atención a su conducta y emociones.





Relaciones objetales
Melanie Klein y Donald Winnicott

 

Melanie Klein imaginaba el mundo subjetivo del bebé como una mezcla caótica de imágenes internalizadas de personas y partes de personas (pecho bueno, representando lo bueno y pecho malo lo maléfico y persecutorio), transformando esas imágenes en fantasmas, a veces aterradores, de objetos buenos y malos.

Para Winnicott, el niño, al desarrollarse, establece relaciones con el entorno y los diferentes seres que le rodean, partiendo de  vinculaciones con objetos (transicionales) que permiten hacer más tolerable la ansiedad y diferenciar entre el yo y el no yo.

El papel de la madre en el desarrollo del niño es fundamental, otorgándole seguridad y ejerciendo de yo auxiliar hasta que el niño consigue elaborar su propio self.

El terapeuta actúa a modo de "objeto transicional", favorenciendo que el niño complete su desarrollo pasando de la relación oral, con la madre, a la objetal con los otros.


Neofreudianos
Jung, Adler, Sullivan, Fromm...

La enseñanza de Freud atrajo a numerosos estudiosos que se formaron siguiendo su propuesta, si bien acabaron abandonando el psicoanálisis clásico y la forma  de entender la psique humana.

Muchos de ellos se opusieron al concepto de pulsión de muerte, interesándose más por los aspectos conscientes de la persona, discutiendo que la sexualidad fuera el motor de la conducta humana. Tampoco compartían la visión negativa de Freud sobre la naturaleza real del ser humano.

Los pensadores neofreudianos fueron un grupo de teóricos estadounidenses de mediados del siglo XX, débilmente vinculados, que extendieron sus teorías, a menudo, en direcciones sociales, antropológicas o culturales, e intentaron reformular la teoría freudiana en términos sociológicos, elminando al máximo sus conexiones con la biología.


Psicología analítica
Carl Gustav Jung

Para Jung, la libido, si bien está presente en el ser humano, sólo es una parte de su ser; siendo la energía psíquica -expresada en el pensar, sentir, intuir y percibir- el motor principal en la vida del ser humano.

Para él, existen dos tipos de inconsciente, el Individual, donde se pueden encontrar las vivencias reprimidas, y el Colectivo, desde el que se hereda el saber y conocimiento de los antepasados.

En base al inconsciente colectivo se puede conococer la existencia de diversos arquetipos o expresiones psíquicas universales y compartidas que actúan de manera autónoma ante sucesos externos y que se expresan de diferente manera en nuestra vida, permitiéndonos relacionar nuestro yo con el entorno y finalizar el proceso de individuación. Para Jung, comprender por completo la propia existencia pasa por el  conocimiento de la vida simbólica.




Psicología individual
Alfred Adler

Para él, Freud otorgaba excesiva importancia al inconsciente y al pasado: entendiendo que si bien son importantantes no son determinantes, ya que el ser humano posee la capacidad de crear y definir el presente.

Destaca la importancia del sentimiento de inferioridad, surgido cuando el individuo entiende que el cumplimiento de sus deseos está fuera de su alcance, e intenta compensarlo desarrollando un afán de poder, como forma compensar su inferioridad.

Para Adler, el individuo debe ser entendido de forma holística, destacando sus creencias y el concepto de sí mismo y del mundo.

Propone cambiar el estilo de vida, haciendo consciente una línea directriz vital, modificando la forma  de entender y afrontar lo cotidiano, fomentando la autoconfianza y el sentimiento de pertenencia a la comunidad.

 

Interpersonal
Harry S. Sullivan

Sullivan centra su interés en la capacidad del ser humano para establecer relaciones interpersonales, constituyendo el motor modificador de la conducta, hasta el punto que lo interpersonal predetermina la psíquico.

Lo interpersonal conforma un patrón que está  compuesto por dinamismos (transformación de energía para satisfacer una necesidad), personificaciones (forma de interpretar las relaciones interpersonales) y un sistema del yo elaborado a partir de la experiencia.

Los problemas psicológicos serían producto de patrones relacionales desadaptativos o de dinamismos desajustados.

La terapia debe interpretarse como un tipo de relación interpersonal que aporta seguridad y facilita cambios adaptativos.


Humanista
Erich Fromm

Es, probablemente, el enfoque psicoanalítico más humanista, vinculado con elementos positivos, sin rechazar la importancia del dolor humano.

Fromm creía que para entender la mente humana es necesario saber cómo encontramos sentido a nuestras vidas, explorando el lado positivo y motivacional de la psique.

Para él, el ser humano es capaz de hacer frente al dolor si consigue dotar de sentido tanto a éste como a la propia vida.

Los problemas interpersonales constituyen la principal fuente de malestar, en una lucha contínua entre los deseos y objetivos personales y el deseo de vinculación con los demás.

El malestar se vence, según Fromm,  desarrollando afecto, amor y aceptación del otro.
 

Estructuralista
Jacques Lacan

Jacques Lacan fue un psicoanalista y psiquiatra de origen francés. conocido por su “retorno a Freud”, actualizando y modificando la teoría del padre del psicoanálisis.

Su evolución teórica se caracteriza especialmente por un sustancial abandono de los aspectos más puramente biológicos.

Lacan otorga una enorme importancia al lenguaje, el cual, según su concepción, crea y estructura el inconsciente.

Una de las características del psicoanálisis lacaniano es la escansión o interrupción de la sesión, para hacer hincapié en una verbalización llevada a cabo por el paciente y que guarda una enorme relación con los conflictos intrapsíquicos de éste; así como el concepto de "goce".



Le aseguramos una atención personal cualificada.
Póngase en contacto con nosotros sin ningún compromiso.




Fomulario de contacto


Nombre
Email
Consulta

Conexión segura. Todos sus datos serán tratados con absoluta confidencialidad.

Gabinete Delicias

gabinetedelicias@yahoo.es
C/. Canarias, 38 - 4ºB
28045 Madrid
91.152.03.76 - 654.536.854