☎ 91.152.03.76 - 654.536.854
✉ gabinetedelicias@yahoo.es
Gabinete de Psicoterapia Delicias
C/. Canarias, 38 - 4ºB

LENGUAJE



Eduardo Gallego es Neurologopeda y
Especialista Universitario en Audición y Lenguaje, 

Autor del libro


"TARTAMUDEZ INFANTIL Y JUVENIL: comprensión, prevención y tratamiento"

 

Editorial Círculo Rojo (2019)



TARTAMUDEZ INFANTIL

Al bebé se le habla, se le enseñan y sugieren cosas mediante la palabra, mostrándole alegría cuando pronuncia sus primeras sílabas, proponiéndole un camino a seguir a través del lenguaje.

Se trata de un aprendizaje, en realidad el mayor aprendizaje al que un ser humano se enfrentará a lo largo de su vida, siendo posible gracias a la disponibilidad de grandes recursos neurológicos que facilitarán los procesos mentales necesarios para la adquisición y desarrollo del lenguaje.

 

  El proceso no se limita a la simple adquisición de habilidades a nivel articulatorio y fonador. Se trata de algo mucho más complejo: comenzar a construir la propia identidad personal a partir de las palabras que se intercambian con los familiares, especialmente con las personas que se hacen cargo de su crianza.

  

La incorporación al lenguaje se realiza través de la imitación, auditiva y visual, con la finalidad de ir construyendo poco a poco un espacio personal propio, un lugar que permita ser uno mismo, desde donde poder hablar, como alguien singular, representado por el nombre propio.

 

Sin embargo, debido a la propia complejidad del proceso a veces surgen dificultades en la comunicación con los demás, quedando “enganchado” en algunas palabras, caso de la tartamudez, sobre todo al inicio de las frases y con frecuencia al intentar pronunciar el propio nombre.

 

El hecho de que los bloqueos alternen con la fluidez o que haya días, o incluso fases más fluidas, evidencia que no se trata de un problema de la articulación del habla (en cuyo caso se produciría siempre y en las mismas palabras), sino de algo relacionado con forma de comunicarse con los demás, sobre todo teniendo en cuenta que lo que más afecta a la fluidez es el temor, por ejemplo a enfrentarse a ciertas situaciones o hablar con determinadas personas.


COVID

Debido a la situación generada por el COVID, proponemos diversos modos de atención:


PRESENCIAL: mediante entrevistas con los padres, como forma de conocer al niño/niña a través de ellos y poder determinar que tipo de pautas y ejercicios deben seguir para facilitar la fluidez de su hijo o familiar.

 ONLINE: con los padres, cuando no les resulte posible asistir a las entrevistas presenciales.

En su caso, además de observar las pautas que se les indiquen, los padres o familiares serán los encargados de entregarles el material de trabajo, de supervisar determinados ejercicios y, a veces, de participar en algunos juegos.



TARTAMUDEZ EN JÓVENES Y ADULTOS **

La adolescencia es una encrucijada. Los cambios del cuerpo demandan otros cambios a nivel de la personalidad. Toca, definitivamente, dejar de ser niño y convertirse en adulto: "¿cómo se hace eso?, ¿sabré?, ¿podré?, me siento inmaduro e inseguro. Mi habla es un reflejo de mis titubeos e incertidumbres. No sé muy bien quién soy ni qué quiero. Siento miedo, me retraigo, tengo la sensación de no saber cómo ser yo mismo y la tartamudez me lo pone cada vez más difícil".


Ya de adulto: "siempre he tenido la secreta ilusión de que tal vez algún día, al convertirme en adulto, dejaría de tartamudear: no ha sido así. Tengo la sensación de no haber madurado lo suficiente y sigo sintiéndome inseguro. Noto que me bloqueo no sólo en el habla y estoy como trabado. Sigo sintiendo miedo y ansiedad. Continúo muy pendiente de la opinión de los demás. A veces me angustio".

 





TRATAMIENTOS

TRATAMOS LA TARTAMUDEZ INFANTIL EN TRES FASES


a) Entrevista en profundidad con los familiares, recabando información sobre el embarazo, parto, desarrollo evolutivo temprano del niño, desarrollo psicomotor, inicio del lenguaje y comportamiento general, así como sobre las características de la familia, metas y forma de relacionarse entre sus miembros.


b) Evaluación del niño (a través de los padres): desarrollo cognitivo, atención y memoria, desarrollo psicolingüístico, autonomía, comprensión verbal, dificultades de lectura y escritura, desarrollo psico-afectivo y social.


c) Intervención en dos planos: EDUCATIVO, favoreciendo su evolución en los procesos simbólicos básicos (espacialidad, temporalidad y cálculo), creatividad, capacidad de relacionar y diferenciar, multisensorialidad, etc.,  PSICOLOGOPÉDICO, consolidando su identidad, criterio y autonomía, vinculando a los familiares con una serie de recomendaciones, y practicando técnicas auxiliares (silabeo, habla rítmica, habla en eco, habla enmascarada, representación de roles, etc.).

Se trata, por tanto, de dotar al niño/niña de habilidades y herramientas que le faciliten su relación con los demás, para que pueda llegar a expresarse sin sentir temor.



Para los JÓVENES y ADULTOS la terapia está orientada a desbloquear esquemas mentales y roles muy arraigados (consecuencia de la acumulación de temores, miedos e inhibiciones a causa de la tartamudez), estrechamente relacionados con las emociones y la circulación de afectos, presididos por el temor a no ser tenidos en cuenta o a ser rechazados, no cesando en la búsqueda de la aprobación y aceptación por parte de los demás, poniendo en riesgo la propia identidad personal.

Se trata, por tanto, de ir abriendo nuevas vías que permitan asumir un papel distinto al de "tartamudo", de forma que la tartamudez deje de ser el eje central de la vida, ganando en fluidez, madurando como persona y evolucionando en la relación con los demás.

En el tratamiento de la tartamudez en jóvenes y adultos optamos por una intervención basada en el reforzamiento de la identidad personal y la maduración, así como en el análisis de problemas y preocupaciones cotidianos que suelen provocar bloqueos tanto mentales como del habla, buscando soluciones prácticas para afrontarlos e
ir desprendiéndose de la búsqueda de aceptación, de la preocupación por imagen que se da a los demás, los miedos y el temor al rechazo (verdadero núcleo de la tartamudez),
incrementando la autonomía personal y un uso más espontáneo y pleno de la palabra.




Le aseguramos una atención personal cualificada.
Pongasé en contacto con nosotros sin ningún compromiso.




Fomulario de contacto


Nombre
Email
Consulta

Conexión segura. Todos sus datos serán tratados con absoluta confidencialidad.

Gabinete Delicias

gabinetedelicias@yahoo.es
C/. Canarias, 38 - 4ºB
28045 Madrid
91.152.03.76 - 654.536.854