☎ 91.152.03.76 - 654.536.854
✉ gabinetedelicias@yahoo.es
Gabinete de Psicoterapia Delicias
C/. Canarias, 38 - 4ºB

LA TARTAMUDEZ



La incorporación al lenguaje por parte del niño no es un fenómeno instintivo, como la necesidad de alimento, ni fruto del predecible desarrollo neurofisiológico del ser humano, sino un proceso "cultural" en un mundo hecho de palabras, que comienza por asignarle un Nombre que lo representa, desde donde poder configurar su "Yo" y expresar sus ideas y sentimientos, o encontrar dificultades para ello, como en la tartamudez.



TARTAMUDEZ INFANTIL


Al bebé se le habla, se le sugieren cosas mediante la palabra, se le muestra alegría cuando pronuncia sus primeras sílabas y se le propone un camino a seguir a través del lenguaje.


Se trata de un aprendizaje, pero no sólo a nivel articulatorio y fonador. El niño, al incorporarse al lenguaje, va construyendo un espacio personal propio, un lugar que le permite presentarse ante los demás como alguien singular: "Yo", representado por su nombre.


Se trata de un proceso complejo, a través del cual el bebé va significándose como él mismo, mostrando a través de la palabra lo que le gusta y lo que no. A veces, no lo consigue y se queda "enganchado" en la palabra.

TARTAMUDEZ EN JÓVENES Y ADULTOS


La adolescencia es una encrucijada. Los cambios del cuerpo demandan otros cambios a nivel de la personalidad. Toca, definitivamente, dejar de ser niño y convertirse en adulto: "¿cómo se hace eso?, ¿sabré?, ¿podré?, me siento inmaduro e inseguro. Mi habla es un reflejo de mis titubeos e incertidumbres. No sé muy bien quién soy ni qué quiero. Siento miedo, me retraigo, tengo la sensación de no saber cómo ser yo mismo y la tartamudez me lo pone cada vez más difícil".


Ya de adulto: "siempre he tenido la secreta ilusión de que tal vez algún día, al convertirme en adulto, dejaría de tartamudear: no ha sido así. Tengo la sensación de no haber madurado lo suficiente y sigo sintiéndome inseguro. Noto que me bloqueo no sólo en el habla y estoy como trabado. Sigo sintiendo miedo y ansiedad. Continúo muy pendiente de la opinión de los demás. A veces me angustio".




TRATAMIENTOS

TRATAMOS LA TARTAMUDEZ INFANTIL EN TRES FASES


a) Entrevista en profundidad con los familiares, recabando información sobre el embarazo, parto, desarrollo evolutivo temprano del niño, desarrollo psicomotor, inicio del lenguaje y comportamiento general, así como sobre las características de la familia, metas y forma de relacionarse entre sus miembros.


b) Evaluación del niño: desarrollo cognitivo, atención y memoria, desarrollo psicolingüístico, autonomía, comprensión verbal, dificultades de lectura y escritura, desarrollo psico-afectivo y social.


c) Intervención en dos planos: EDUCATIVO, favoreciendo su evolución en los procesos simbólicos básicos (espacialidad, temporalidad y cálculo), creatividad, multisensorialidad, etc.,  PSICOLOGOPÉDICO, consolidando su identidad, criterio y autonomía, vinculando a los familiares con una serie de recomendaciones, y practicando técnicas auxiliares (silabeo, habla rítmica, habla en eco, habla enmascarada, representación de roles, etc.).



Para los JÓVENES y ADULTOS la terapia está orientada a desbloquear esquemas mentales y roles muy arraigados (consecuencia de la acumulación de temores, miedos e inhibiciones a causa de la tartamudez), abriendo nuevas vías que le permitan asumir un papel distinto al de tartamudo, de forma que la tartamudez deje de ser ese referente que lo representa, pasando a ser un rasgo más, aunque incómodo, de su personalidad.




Le aseguramos una atención personal cualificada.
Pongasé en contacto con nosotros sin ningún compromiso.




Fomulario de contacto


Nombre
Email
Consulta

Conexión segura. Todos sus datos serán tratados con absoluta confidencialidad.

Gabinete Delicias

gabinetedelicias@yahoo.es
C/. Canarias, 38 - 4ºB
28045 Madrid
91.152.03.76 - 654.536.854